fbpx
Close
+507 6758 1206 info@beercopanama.com
+507 6758 1206 / mybeer@beercopanama.com

Datitos sobre el CO2 de la cerveza de barril

Datitos sobre el CO2 de la cerveza de barril
El tanque de CO2 del sistema de Draft de cerveza de barril es para muchos un misterio.
Aunque también se utiliza aire o nitrógeno para impulsar la cerveza del barril, la mayoría de los sistemas utiliza CO2 para llevar la cerveza del barril al vaso a través del acople, mangueras y grifo.
Un tanque de CO2 de 20 libras como los que suministra Beer & Co puede dispensar hasta 25 barriles dependiendo de varios factores, entre estos: frecuencia de uso, nivel de carbonación de la cerveza, presencia o no de fugas y regulación del caudal de cerveza que sale del grifo.
Si hay fugas las detectará por un peculiar silbido que suele aparecer, aunque muchas veces no es tan fácil. Cuando la fuga es mínima pero constante, quizás no se escuche, pero se puede detectar porque la presión del sistema cae durante periodos de poco uso -e.g. la noche-. Si se tiene sospecha de fuga, es posible detectarlas usando agua enjabonada para ver como el CO2 en fuga sopla burbujas que lo evidencian.
Si detecta fugas de CO2 no se asuste, el CO2 no es tóxico ni nocivo para la salud, aunque puede causar una sensación rara a concentraciones superiores de 1200 ppm (la concentración de CO2 en el aire es de 400 ppm).
Para reparar una fuga de CO2 en su sistema Draft, asegúrese de que las piezas pequeñas como las arandelas estén bien colocadas y que todos los accesorios del circuito entran en contacto y no estén dañadas, o bien llámenos para brindarle soporte técnico.
La presión ideal para la mayoría de las cervezas es entre 10-15 PSI, con variaciones que dependen del nivel de carbonatación del estilo de cerveza que se sirve, la temperatura y la altitud. La cerveza de trigo, los belgas y las amargas se vierten a presiones mucho más altas que las cervezas tipo Ale. La temperatura también puede afectar la presión requerida. Para la gran mayoría de las cervezas tipo Ale, la temperatura ideal para servirla es 4°C.
Una cerveza que se siente mas caliente en el vaso a las mismas condiciones de temperatura exterior podría recuperar su temperatura aumentando el suministro de CO2. Por cada 2°C de temperatura que aumente la cerveza en el vaso, se debe aumentar 1 libra por pulgada cuadrada (PSI) de presión para ajustar la temperatura nuevamente. Por ejemplo, si se considera que una cerveza sabe bien servida a 11 PSI con una temperatura de 4°C, aumente la presión de CO2 a 12 PSI si la cerveza le subió a 5°C en el vaso.
La elevación también juega un factor, ya que reducirá el valor de PSI que se muestra en el medidor de baja presión. Aumente la presión de dispensación en 1 PSI por cada 2,000 pies sobre el nivel del mar.
Una cerveza con sabores y olores agudos y ácidos, burbujas muy pequeñas parecidas al Alka-Seltzer y una textura áspera indican una cerveza sobre carbonatada; mucha presión de CO2. En cambio, si esta demasiado quieta o con burbujas más grandes de lo normal, puede estar sub carbonatada, poca presión de CO2. Para regularlo, aprenda a usar el regulador de CO2, es fácil y le será muy útil, o bien, llámenos para asistirle.
Un regulador de CO2 de doble manómetro incluye un manómetro de baja y alta presión. El medidor de baja presión se ajusta de forma manual y normalmente lee entre cero y 60 PSI. Este es el nivel de PSI en el que se vierte su cerveza.
El medidor de alta presión generalmente lee entre cero y 3000 PSI, ésta es la presión de CO2 en el tanque. El medidor de nivel de presión de CO2 en el tanque le puede ayudar a saber cuándo hay que reemplazarlo y a identificar problemas en las servidas de cerveza.
Cuando la aguja del manómetro del tanque de CO2 comienza a descender por debajo de su lectura inicial o el tanque tiene un peso considerablemente mas liviano que cuando lleno (fácil de levantar con una mano), ya se esta acabando el CO2 y es hora de volver a llenarlo.
Llámenos apenas vaya encontrando estas señales para cambiarle el barril por uno lleno, no espere a que se le haya acabado totalmente para evitar demoras logísticas de recambio. Además, lo puede corroborar si la cerveza se sirve en su vaso con burbujas más grandes de lo normal debido a la baja carbonatación.
Las partes que componen el sistema de carbonatación de su sistema Draft son: el regulador de CO2, el tanque, las válvulas, las líneas de gas y el acople al barril.
En tres sencillos pasos usted puede conectar su sistema de carbonatación a su sistema Draft:
(1) conectar un extremo de la línea de CO2 al regulador (manómetro) y la otra al acople del barril usando abrazaderas con tornillo;
(2) conectar el regulador al tanque de CO2 y enroscar la tuerca que los acopla apretando con una llave;
(3) conectar el acople del barril de cerveza a la boquilla del barril y abrir el tanque de CO2 para ajustar la presión abriendo las válvulas del manómetro hasta valores deseados.
O bien, llámenos para asistirle. Nuestro servicio técnico esta disponible para usted cuando usted lo necesite.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *